20 de jun de 2012

Mariano Rajoy se reune con la colectividad española en Río de Janeiro


El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha subrayado este miércoles que "España sigue siendo un gran país" y se ha mostrado convencido de que superará la crisis: "con arrojo, determinación y paciencia y marcando una línea, y no separándonos nunca de ella vamos a salir adelante".

Rajoy ha pronunciado estas palabras en la Casa de España en Río de Janeiro, ante un centenar de españoles residentes en Brasil, adonde ha viajado tras participar en la cumbre del G-20 de Los Cabos (México).

El jefe del Ejecutivo español ha reconocido que el país atraviesa momentos "delicados" y ha señalado que es consciente de que le ha tocado "asumir responsabilidad de gobernar en un momento muy difícil".

Tras recordar que siempre dijo que el primer año no iba a ser bueno, ha considerado que "lo realmente importante es que haya un Gobierno que haya hecho un diagnóstico de la situación, que sepa lo que tiene que hacer y que lo haga".

En este contexto, ha señalado que está obligado a tomar decisiones que "no son agradables y que no gustan", pero que son necesarias para preparar al país para el medio y largo plazo.

"España está metida en una crisis difícil, pero el Gobierno sabe lo que tiene que hacer, tiene la determinación, el coraje y las ganas para hacerlo y España va a superar esta crisis como otras a lo largo de su historia", ha insistido.

Rajoy ha vuelto a defender su objetivo de "gastar lo justo", hacer reformas estructurales para ganar competitividad y promover que Europa dé pasos hacia una mayor integración fiscal y una unión bancaria. Ha destacado también los puntos fuertes de la economía española y ha hecho hincapié en el valor de sus ciudadanos: "la gente es lo que va a hacer que este país salga adelante".

Frente a su mensaje de confianza, el presidente del Consejo de residentes españoles, Augusto José Domínguez, ha trasladado al jefe del Ejecutivo las necesidades de los emigrantes españoles y le ha instado a mantener las instituciones y centros que les atienden en el exterior.

A su llegada a la Casa de España, Rajoy ha sido recibido con la protesta de un pequeño grupo de activistas anticapitalistas.

Nenhum comentário:

Postar um comentário