5 de jan de 2012

Álvarez-Cascos renueva su compromiso de celebrar el Día de Asturias con la emigración

El presidente del Gobierno asturiano, Francisco Álvarez-Cascos, tuvo un recuerdo especial para la diáspora en su mensaje de Fin de Año, el primero que ofrece desde su llegada a la presidencia del Principado. Además, Cascos renovó su compromiso de celebrar el Día de Asturias con la emigración. En una parte de su discurso explicó que “en mi primer viaje como presidente del Principado pude celebrar el Día de Asturias en Argentina, y hoy quiero renovar mi compromiso de convertir ese gesto en una tradición, para expresarles de nuevo el reconocimiento y el recuerdo de quienes les tenemos en cuenta y también trabajamos para ellos, de la misma manera que para quienes residen en cada rincón alejado de nuestros valles y de nuestras montañas”.

El jefe del Ejecutivo asturiano hizo alguna referencia más a los emigrantes, al recordar a la Asturias “del exterior, la Asturias de los que, por unas u otras razones, se ven obligados a vivir su asturianía desde la lejanía y a quienes, en fechas señaladas como éstas, resulta inevitablemente más dolorosa su ausencia”.

Francisco Álvarez-Cascos aprovechó su primer mensaje de Año Nuevo para hacer un llamamiento a la unidad de todos los asturianos ante los retos que debe afrontar la región en los próximos meses al objeto, señaló, de conseguir la ansiada recuperación “sin que haya lugar para la resignación, la complacencia y el fatalismo”.

Reivindicó la importancia de ser “un buen asturiano» como el mejor ejemplo de lealtad a España. A ese respecto, agradeció el respaldo de los ciudadanos que le apoyaron en las urnas el pasado mes de mayo y que le eligieron «para luchar por una Asturias mejor”.

“Si todos vamos juntos en lo básico, 2012 será un nuevo año de recuperación y de progreso”, auguró el presidente del Principado.





Nenhum comentário:

Postar um comentário